Felicidad es cuando miras tranquilamente entorno, mientras caminas entre montañas y arroyos que armonizan con tu espíritu.
Felicidad de la pobreza noble. - Koji Nakano -

domingo, 22 de mayo de 2011

¿Y cómo hacemos?

Si, ¿y cómo hacemos?, si hagamos lo que hagamos, está mal.
Hagan lo que hagan los jóvenes, también está mal. Si se mueven porque se mueven (tienen que hacerlo de manera que puedan ser controlados, sino no vale), si no se mueven porque no se mueven, son ni - ni.
Y es que esto de creer tener la verdad absoluta, qué malo es ¿verdad?.
Bueno, pues estoy encantada con esta movilización, y de escuchar a gente mayor sin miedo, apoyando y acompañando, y dando a la juventud el valor que se merecen, con cara de alegría, de que las cosas pueden ser distintas y esto ya lo hace diferente, de que no somos el ombligo del mundo, sino que estamos aqui de casualidad, pero que podiamos estar en otro lugar en condiciones mucho peores, lo que hace que me de cuenta de que no tengo más derechos que los demás, pero tampoco menos que otra gran parte del planeta.

Me quedo con lo que dice Jose Luis Sampedro en esta entrevista: "Ante la crisis de valores que estamos viviendo, lo que vale es el desarrollo de las personalidades, hacerse mejor persona, el desarrollo hacia dentro de cada uno..., no especialmente codicioso por la productividad, hacernos más humanos, más positivos, hacernos más Personas.."



Os dejo el enlace:

El video completo está en youtube.

Bueno, esta entrada ha campeado por otros derroteros.


"La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar." Eduardo Galeano.










3 comentarios:

  1. Da en la diana San Pedro. Toda revolución que no salga de dentro, es al final una revuelta más de tantas...
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues también me gusta esta movilización; comentaba un amigo el otro día que era increible estar en la situación que estábamos y nadie protestaba.

    Y eso que la protesta se debería extender más, porque no es normal que adoremos a ídolos con pies de barro -pero calzados con botas de fútbol- y nadie proteste por sus multimillonarios contratos, e incluso alguno de estos ídolos piensa que está mal pagado ¡¿?!.

    Un saludo.

    La foto chulísima.

    ResponderEliminar
  3. Veo que ya has llegado.
    Que razón tienes, si entras en el blog Individual o zona, en salvemos el baloncesto, se habla de todo eso también.
    La foto está echa en una ermita que tu conoces, la de San José.
    Esperamos tu blog contándonos que tal por alli.
    Un abrazo

    ResponderEliminar