Felicidad es cuando miras tranquilamente entorno, mientras caminas entre montañas y arroyos que armonizan con tu espíritu.
Felicidad de la pobreza noble. - Koji Nakano -

sábado, 2 de julio de 2011

Carbajosa y Quercus ilex




Llámase parlante en heráldica, cuando el Arma, en forma de figura, representa el nombre de un lugar o de un apelli­do; en este caso las tres encinas vienen a significar el de un lugar.
Carbajosa es lo mismo que carballo. Palabra usual en Asturias, Galicia y parte occidental del reino de León. Aquí, en Salamanca, es carbajo. Antiguamente, a la encina se la solía lla­mar así.
Leyendo las respuestas generales del Catastro de Ensenada nos damos cuenta que a mediados del siglo XVIII el tér­mino de esta población era tierra de secano de labrantía, sin la presencia del bosque, por supuesto sin encinares tampoco; el car­ballo por consiguiente, había desaparecido hacía cientos de años.
El nombre de Carbajosa responde a una topogra­fía de recordación, cuando la roturación era inimaginable en buena parte de la geografía salmantina.
En el segundo cuartel se ha buscado una Armería que represente algo consustancial con lo sagrado y los bienes raíces temporales de la Iglesia.
La Sagrada, en opinión del erudito filólogo Antonio Llorente Maldonado, autoridad indiscutible de la toponimia sal­mantina, significa territorio de la Iglesia, bien sea de señorío o de propiedad. Con la desinencia "la Sagrada" existen dos localidades de esta geografía: Sanchón de la Sagrada y Carbajosa de la Sagrada, distantes por cierto. Dichos nombres obliga a remontar­nos a unos lejanísimos tiempos de la diócesis salmantina rozando la época visigoda o dentro de ella.
(Extraído de la www.carbajosadelasagrada.es)

No soy muy dada a las heráldicas, por no decir nada, pero el otro día alguien me preguntó por el significado del escudo que se encuentra a la entrada del pueblo en varias rotondas, y tuve que declarar mi ignorancia. Así que me dispuse a saciar la curiosidad de otros y me encantó conocer que Carbajosa procede de la palabra Carballo. Y digo que me encantó porque si hay unos árboles que admiro, son los de la especie Quercus, su fuerza, su generosidad, su belleza.
Como habéis podido ver en las entradas sobre el pueblo, está flanqueado por tierras de labranza, pero también hay que decir, que no suena raro esto de que antes hubiera encinas por aquí, ya que tan solo a un kilómetro dirección Alba de Tormes, comienzan las dehesas, encontrándose con una extensión de encinar casi infinito, a la altura de la Localidad de Terradillos, concretamente de la Urbanización de El Encinar. Mires hacia donde mires, es un mar de encinas.
Esta es la riqueza de la provincia de Salamanca.
Aquí muestro dos fotos, una de la Laguna del Cristo, rodeada de dehesas, y los alcornoques del Parque Natural de Las Batuecas.

Laguna del Cristo, Salamanca


Quercus suber



2 comentarios:

  1. Bonita entrada sobre toponimia. Una entretenida manera de conocer la historia de nuestros pueblos. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juanjo, estaría bien que añadieses algo a esta entrada de lo que tu conoces, para que podamos aprender alguna cosilla más. Un beso

    ResponderEliminar