Felicidad es cuando miras tranquilamente entorno, mientras caminas entre montañas y arroyos que armonizan con tu espíritu.
Felicidad de la pobreza noble. - Koji Nakano -

domingo, 20 de abril de 2014

Riberas de Castronuño

      Qué bien saben las vacaciones, y si encima están soleadas invitan a aprovechar los días y salir al campo. 
     Animo, como en otras entradas, a que nos salgamos de las autovías y vayamos por las nacionales o por las comarcales, si las condiciones lo permiten, porque seguro que en el trayecto hay algún sitio que merece la pena visitar. 
    En este caso el desvío fue hacia Castronuño, a conocer el pueblo, su mirador y las riberas del Duero. 
   Ya por el camino, pude observar tres avutardas justo en el límite provincial entre Salamanca y Zamora, lo que iba animando el día. El campo está precioso, lo mires por donde lo mires, lo oigas por donde lo oigas, a pesar de que hay una gran cantidad de árboles viejos caídos por las ciclogénesis de estos años. 
    En Castronuño, ya desde el mirador donde se encuentra el aparcamiento pude divisar un par de Cormoranes, un Aguilucho lagunero, la Garza real y Somormujo lavanco. 
    
  
Desde el mirador de la Muela 
   
     Continué el camino por la ribera escuchando cuco, abubilla, jilguero, ruiseñor,... y la sorpresa llegó cuando apareció la Garza Imperial. La primera y única vez que la había visto había sido en el Canal de Castilla. Cuelgo alguna imagen pero estaba muy lejos, justo en la otra orilla y aunque he cambiado a una cámara con más zoom, tengo la sensación de que se ponen todavía más lejos que antes. 

Garza imperial (Ardea purpurea)




   La visita mereció la pena todavía más, luego la pude ver mejor desde el coche, porque estaba parada en la carretera. Es un ave de gran belleza. 

   Desde el observatorio ya disfruté del cortejo acróbata de los laguneros con picados de doble tirabuzón y medio..., que también es para quedarse con la boca abierta y del de los Somormujos, que en pocos metros cuadrados en los que se encontraban dos parejas, lo mismo pasaban de realizar la danza nupcial a defender el territorio cuyo comportamiento es curioso de observar, acabando en pelea entre los machos. Bueno, esta es mi interpretación de la escena a una distancia considerable. La visita se completó con el Martín pescador.


   Termino con un par de fotografías de otra de mis salidas de la autovía, esta vez en la charca que hay en Pedrosillo el Ralo, en la provincia de Salamanca, aunque chica tiene su importancia (SEO- Salamanca)


Garza real (Ardea cinerea)

Gallineta común  (Gallinula chloropus) 

Un abrazo. 
   

4 comentarios: